Vitamina-C-propiedades-y-beneficios

Vitamina C propiedades y beneficios

La deficiencia de vitamina C puede ocasionar un gran riesgo para nuestra salud. En la antigüedad, llegaba a causar la muerte de los marineros que no disponían de alimentos que contenían esta vitamina. Ser consciente de todos sus beneficios y propiedades te ayudarán a darle el valor que se merece, y ese es nuestro objetivo al redactar este artículo. Quédate, y descubre todos los beneficios y propiedades de esta increíble vitamina.

VITAMINA C PROPIEDADES GENERALES

  • Es antioxidante; ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel, y a la restauración de los tejidos y células de todo el organismo.
  • Mantiene sano el colágeno de la piel.
  • Previene infecciones en la vejiga, gracias a sus propiedades diuréticas
  • Es anti inflamatorio
  • Ayuda a la cicatrización

Tipos de vitamina C

Existen tres tipos de vitamina C y, a pesar de que sus propiedades son similares, cada una desempeña una función específica e igual de importante.

  • Vitamina C pura: es un ingrediente indispensable para el cuidado de la piel, que se absorbe con facilidad y actúa al instante. Sus beneficios son reconocidos por los dermatólogos, y por ese motivo, es muy utilizada en productos antienvejecimiento con tal de mejorar la textura de la piel: disminuir las arrugas, líneas de expresión y las famosas y horribles patas de gallo.
  • Vitamina Cg: es un potente derivado de la vitamina C que potencia la producción de colágeno y proporciona antioxidantes. Esta se aplica cutáneamente y es absorbida inmediatamente por la piel.
  • Activo c: penetra hasta la dermis y se ha demostrado que borra las marcas de acné y reduce las manchas.

Tener una piel tersa, luminosa y joven puede ser resultado de muchos elementos: la alimentación, la edad, los cuidados estéticos, el entorno, los niveles de estrés, y también los aspectos hereditarios. Mientras que unos factores son más difíciles de controlar que otros, siempre se puede hacer mucho para mantener una piel saludable y bonita, empezando por seguir un estilo de vida equilibrada.

VITAMINA C PROPIEDADES PIEL

  • Es antioxidante. Esta propiedad es muy importante también para la piel, puesto que es uno de los órganos más expuesto a los daños oxidativos de los agentes atmosféricos y el primero en sufrir los efectos negativos del estrés. 
  • Ayuda a reducir el estrés en la piel. ¿Te has dado cuenta que cuando te tomas unos días de break, tu piel está más tersa y luminosa?
  • Es regeneradora. Estimula la elaboración de colágeno y mejora la elasticidad de nuestra piel.
  • Hidrata y refresca la piel
  • Aporta luminosidad. Gracias a su poder antioxidante aclara las manchas y atenúa las imperfecciones en la piel.

Puedes encontrar esta vitamina en las frutas y verduras, como el limón, la naranja, la toronja, la fresa, el kiwi, la espinaca, la col, el brócoli, el pimiento dulce…

A continuación, encontrarás una serie de propiedades que no sólo te ayudarán a mejorar tu aspecto exterior, sino también el de tu interior.

VITAMINA C PROPIEDADES MEDICINALES

¿Cuántas veces has escuchado que, tomando muchos zumos de limón o de naranja, prevendrías la aparición de un resfriado? Pues nada más lejos de la verdad.

Este mito ha existido desde los años 70. Su inicio, tuvo lugar, cuando el químico Linus Pauling publicó un artículo titulado La Vitamina C y el Resfriado Común, en el que defendía que unas altas dosis de vitamina c (3000mg al día, 50 veces más alta que la cantidad recomendada) evitaban contraer la bronquitis, resfriados y neumonía.

  • En cambio, una de sus propiedades, está relacionada con la reducción del estrés. Esto se debe, que actúa sobre la glándula adrenal del estrés, disminuyendo los niveles sanguíneos de cortisol, la hormona que fabricamos en situaciones de emergencia y que, producida de forma crónica, puede anular nuestras defensas y exponernos a todo tipo de enfermedades.
  • Es un gran aliado contra la hipertensión. 500mg de vitamina C ayudan a reducir la presión arterial.
  • Es un buen aliado en la lucha contra el cáncer.
  • Una alimentación alta en vitamina C reduce el riesgo de cáncer gástrico.
  • La vitamina C induce a la muerte diversos tipos de células cancerígenas incluyendo las del cáncer de páncreas y leucemia.
  • Hombres con escasos niveles de vitamina C tienen un 62% de mayor riesgo de morir de cáncer.
  • Reduce el dolor y la toxicidad de algunos agentes de quimioterapia.
  • La vitamina C intravenosa alivia los síntomas relacionados con la quimioterapia tales como fatiga, pérdida del apetito, insomnio, náuseas y dolor
  • Reduce el dolor en un 55% en pacientes sometidos a radioterapia por cáncer de hueso.
  • En definitiva, mejora la calidad de vida de los pacientes con cáncer.
  • Reduce el dolor y la necesidad de analgésicos tanto en la quimioterapia como en la radioterapia.
  • Por su efecto antioxidante, esta molécula bloquea la proteína HIF1, que es la que permite que cuando falta oxígeno las células cancerígenas puedan seguir usando convirtiendo el azúcar en energía. Es decir, el consumo de ésta detiene a los tumores, los deja sin fuerzas e impide que crezcan.
  • Contribuye a la curación de las heridas en la piel y evita que la piel se dañe, incluso cuando estamos mucho tiempo bajo el sol.
  • Ayuda con los problemas circulatorios (piernas pesadas, varices, hematomas, rotura de capilares…).
    Una persona sedentaria y con sobre peso, suele tener las venas un poco tapadas, mientras que alguien atlético, tiene sus venas abiertas y libres. La vitamina c (500mg al día) ayuda a la gente sedentaria y con problemas de peso a tener libres sus venas. En otras palabras, tener un buen nivel de vitamina C, nos ayuda tanto a nivel circulatorio, como la realización de deporte.
  • La vitamina C regula los neurotransmisores en el cerebro.
  • Ayuda al desarrollo de las neuronas, tanto en su formación como su maduración.
  • Está involucrada en la transmisión de señales a través del sistema nervioso.
  • Previene el daño neuronal.
  • También se ha comprobado que induce a la expresión del factor neurotrópico derivado del cerebro, el cual actúa como un mecanismo de defensa para éste.
  • Un aumento de los niveles de vitamina C, aumenta a su vez considerablemente la liberación de oxitocina. Y ¿qué es la oxitocina? Es la habitualmente conocida como la “molécula del amor”; es decir, del bienestar.
  • Es útil para disminuir los niveles de ansiedad en personas con diabetes.
  • Muchos estudios demuestran que la vitamina C aminora la gravedad de los síntomas depresivos, tanto en adultos como en niños. En algunos casos, también puede llegar a mejorar el ánimo en personas que no padezcan depresión.

Niveles adecuados de esta vitamina, liberan dopamina y noradrenalina. Esto ejerce un papel de enorme importancia en la depresión y los cambios de humor. Esta condición, también respalda por qué los pacientes con bajos niveles de vitamina C sufren gravemente los síntomas de la depresión.

  • La vitamina C aumenta la eficacia de los fármacos antidepresivos.
  • Reduce la fatiga en oficinistas, obreros y aquellos que sufren de frustración.
  • Puede retrasar el deterioro cognitivo asociado con la edad.
  • Ayuda con la privación de sueño crónica.
  • En pacientes con Alzheimer, la vitamina C mejora la función cognitiva.
  • Reduce el riesgo de padecer Alzheimer.
  • Mejora la actividad de la tiroides con pequeñas dosis.
  • Mejora la presión arterial: reduce significativamente la presión arterial sistólica y diastólica en pacientes con hipertensión leve y con hipertensión alta.
  • Dosis altas previenen y pueden restaurar la alteración del flujo sanguíneo.
  • Preserva la integridad de la barrera de los vasos sanguíneos y refuerza las defensas anti bacterianas.
  • Estimula la síntesis del colágeno
  • Ayuda con la generación de nuevas células de los vasos sanguíneos.
  • Revierte el endurecimiento de las arterias, pero sólo en sus etapas más tempranas.
  • Protege los pulmones del estrés oxidativo.
  • Potencia el funcionamiento de varios tipos de glóbulos blancos y ralentiza la replicación de los virus
  • Reduce la duración de un resfriado común.
  • Aminora la duración y gravedad de las infecciones respiratorias en nadadores
  • Reduce la inflamación, debido a que mantiene bajo control la producción de citoquinas inflamatorias.
  • Puede aliviar la inflamación latente en enfermedades como la obesidad, presión arterial y diabetes.
  • Inhibe la inflamación asociada con la obesidad.
  • Previene enfermedades inflamatorias relacionadas con la obesidad.

PROPIEDADES DEL COLÁGENO CON VITAMINA C

El colágeno es esencial en el ser humano. Funciona como “adhesivo” de nuestros órganos y tejidos. Es importante destacar lo vital que es para la salud de la piel, los huesos, las uñas, el cabello y tejidos. Todos estos dependen mucho del colágeno. Y nosotros no la sintetizamos solos. Necesitamos de la vitamina C para hacerlo. Con la edad, nuestra producción de colágeno se reduce y  empezamos a percibir los efectos en nuestro cuerpo. En nuestra piel, por ejemplo:

  • Arrugas
  • Flacidez
  • Pérdida de luminosidad y densidad
  • Aparición de estrías
  • Celulitis

Por todos estos motivos, se recomienda aumentar el consumo de vitamina C. Si mantenemos nuestro cuerpo con una constante sintetización de colágeno, no sólo ayudaremos a nuestra piel a verse y sentirse bien, sino que también nos ayudará en otras partes del cuerpo:

  • Protege los vasos sanguíneos
  • Controla el colesterol
  • Ayuda con enfermedades relacionadas con los ojos: cataratas, vista cansada…

A continuación, encontrarás los principales beneficios de la vitamina C. Estos, te permitirán combatir algunas molestias habituales en nuestro día a día, tales como las heridas producidas por el acné o la aparición de caspa.

VITAMINA C BENEFICIOS

  • Reductor de peso

La carnitina es una molécula famosa por transportar los ácidos grasos a la mitocondria donde se transforman en energía, logrando una mayor quema de grasa. La vitamina C forma parte del proceso de producción de carnitina, por lo que tomando vitamina C, conseguiremos una mayor reducción de grasa.

  • Protector natural del sol

La vitamina C actúa como protector ante los rayos ultra violeta. Evita manchas y daños en la piel gracias a que reduce la cantidad de melanina.  Lamentablemente, debido a la excesiva contaminación con la que convivimos a diario, la vitamina C no es capaz de protegernos de estos rayos sin la complementación de un protector solar.

  • Repara heridas de acné

El cuerpo necesita vitamina C para producir elastina y reemplazar el tejido dañado. Esto se aplica a cualquier herida como moretones, cortadas y marcas de acné, logrando reducir la rojez, desinflamar y limpiar la tez. 

  • Previene signos de la edad

Recalcando lo mencionado con anterioridad, gracias a su alto contenido en antioxidantes, la vitamina C es un aliado a la hora de combatir el envejecimiento, ayudando a la reconstrucción de los tejidos de la piel, eliminando arrugas y otras marcas de la edad.

  • Da más energía

Aporta energía al cuerpo gracias a que favorece y agiliza la correcta absorción del hierro. Y como consecuencia, conseguimos que nuestra piel se vea más luminosa y con más color.

  • Cabello

Estimula al folículo capilar que favorece el crecimiento de un cabello fuerte. Evita que se reseque, y previene la aparición de puntas abiertas.

  • Tratamiento contra la caspa

Gracias a sus propiedades antivirales, ataca la bacteria que tapa la raíz del cabello, evitando que se caiga o que deje de crecer.

  • Uñas

Si consumimos diariamente esta vitamina nos ayudará a fortalecer las uñas de adentro hacia afuera, favoreciendo el crecimiento y dureza para mantenerlas sanas.

BENEFICIOS VITAMINA C PARA PIEL Y CARA

  • Disminuye los signos del envejecimiento
  • Corrige puntos negros
  • Suaviza la piel y le otorga brillo
  • Sirve de protector solar natural. Evita manchas y daños por los rayos UV.
  • Ayuda a la recuperación del acné.
  • Previene la aparición de estrías y celulitis.