vitamina-c-para-la-cara

Vitamina C para la cara

La vitamina C ayuda en el cuidado de la piel de nuestro rostro. Gracias a su poder antioxidante devuelve la luminosidad perdida, y nutre la piel gracias a su gran aportación en la formación de colágeno.

A continuación, encontrarás toda la información necesaria acerca de los beneficios de aplicar la vitamina C en el rostro, la mejor opción para conseguir una piel joven y luminosa.

Para eliminar o suavizar esas manchas tan temidas que dañan especialmente la piel del cutis, nada mejor que seguir los siguientes consejos, basados en las recomendaciones especializadas que hemos seleccionado para ti.

Lo primero que debes conocer son los beneficios de usar vitamina C para la piel de la cara en forma continua, para mitigar ese cansancio que se graba en tu rostro y afecta a tu expresión cuando el estrés hace estragos y deja su marca.

Beneficios del uso de vitamina C en la cara

  • La primera gran propiedad de la vitamina C es su cualidad antioxidante, permitiendo que tu cutis esté protegido contra los radicales libres, principalmente los superóxidos, causantes del envejecimiento y de muchas enfermedades.
  • Un buen tratamiento con vitamina C para el cutis, ayudará a reducir las líneas de expresión que generan malestar en las mujeres. Cada vez que se aplique en la piel del cutis, estaremos estimulando la producción de colágeno, sustancia responsable de proveernos rostros frescos, juveniles, de piel con aspecto de porcelana.
  • Del mismo modo, la vitamina C facial, es excelente para mitigar los efectos de los rayos solares, así que es indispensable aplicarla consuetudinariamente en días playeros.
  • Una buena dosis de vitamina C pura para el rostro también mejora la circulación sanguínea, favoreciendo el tono de nuestra piel. Si le acompañas con una buena crema hidratante preferiblemente de tipo orgánica o hecha a base de ingredientes naturales, los resultados serán mucho mejores.

Tratamiento facial con vitamina C

Los especialistas recomiendan la aplicación de vitamina C pura para la cara. Sí. Existen concentrados puros de este nutriente maravilloso que son lo mejor para rostros de mujeres maduras o cercanas a la tercera edad, quienes sueñan con tener una cara joven, luminosa y de una elasticidad que solamente se obtiene con ayuda del colágeno.

Cabe aclarar, que el cuidado de la piel debe comenzar pronto. Los cosmetólogos profesionales advierten que a partir de los 25 años la piel comienza a perder colágeno, pero si previamente has utilizado maquillaje en tu rostro, este efecto se adelante, sobretodo si no has limpiado correctamente la piel tras desmaquillarte. Por eso, esperar la edad madura no conviene en lo absoluto.

En el mercado es fácil conseguir un producto especial contra el envejecimiento celular, que puede combinarse con la vitamina C, especialmente en el caso de mujeres maduras que necesitan recuperar elasticidad y luminosidad. Se trata del llamado factor de crecimiento epidérmico (EGF) capaz de regular la renovación celular gracias a la presencia de una proteína activa natural.

Lamentablemente, a medida que avanzamos en edad, también perdemos la EGF, una proteína de orígen natural que regula la renovación celular, ocasionando una baja producción de colágeno y elastina, dando paso a una piel se torna flácida, caída y marchita.

Cómo aplicar vitamina C en el rostro

La concentración ideal de vitamina C pura para el cutis es de un 10-15% pura, con un pH menor a 3. Es importante conseguir vitamina C estabilizada para evitar su rápida oxidación. Cosmetólogos profesionales recomiendan aplicarla en las mañanas, para estimular la síntesis de colágeno, junto a otros dos productos claves para frenar el envejecimiento natural de la piel en la siguiente secuencia de aplicación: vitamina C pura + protector solar + retinol o vitamina A en las noches.

Cremas con vitamina C

Indiscutiblemente, en el mercado hay una gama variada de opciones para el cutis, pero una crema facial hidratante con vitamina C, es un aliado poderoso en la lucha contra el paso del tiempo y sus efectos.

Entre las opciones disponibles se consiguen cremas hidratantes, aceites o sueros (serum) ricos en vitamina C pura y ácido hialurónico, con o sin retinol, en presentaciones para el día y la noche, que deben ser infaltables en el tocador.

Conviene revisar muy bien las concentraciones que traen tanto de vitamina C como ácido hialurónico. De eso dependerá en gran medida el éxito del tratamiento facial, que debe ser constante, diario, tanto de día como de noche.

En el siguiente enlace de crema facial con vitamina C podrás encontrar la más información sobre las mejores cremas con vitamina C para el rostro existentes en el mercado.

Utiliza vitamina C para combatir las manchas en el rostro

Un beneficio especial asociado al uso continuo de vitamina C para la piel de la cara, es su gran poder blanqueador. Y lo mejor de todo es que no se producen efectos secundarios, como irritaciones o alergias cutáneas.

Este tratamiento resulta especial para aquellas madres que tras el embarazo, tienen manchas en el cutis. Se aplica sobre la piel limpia en las mañanas, con apoyo en un suave masaje, utilizando una pequeña dosis del suero o serum de vitamina C que debe ser esparcido por todo el rostro y el cuello. Las marcas desaparecerán, los poros se cerrarán y la piel de la cara adquirirá una textura tan suave como un terso durazno.

Ampollas de vitamina C

ampollas con vitamina c

La vitamina C para la cara en ampollas, es una presentación fabulosa que igualmente te aportará los beneficios antioxidantes de este nutriente natural indispensable para combatir el envejecimiento que genera la acción de los radicales libres sobre todo el organismo. No podemos olvidar, que la piel, es el más grande y más expuesto órgano de nuestro cuerpo, dando lugar a una constante exposición a la radiación solar y a la polución o contaminación ambiental.

Las ampollas de vitamina C faciales son ideales a partir de los 30-35 años, cuando la piel comienza a perder iluminación y elasticidad.

Generalmente, estas ampollas de suero vienen en una concentración estimada en un 12% de vitamina C pura, toda una joya que unificará el tono de la piel en poco tiempo, gracias a que se trata de un tratamiento de choque muy efectivo. Si por ejemplo, has disfrutado de un largo verano en la playa, la piel necesitará un cariño especial para recuperar la humedad natural, el brillo, la frescura y nada mejor que usar una ampolla de vitamina C para recuperar la vitalidad en tu rostro.

Y ten siempre presente, cualquier presentación de vitamina C facial que escojas será de gran ayuda para tu cutis. La clave principal radica en mantener una rutina de belleza diaria basada en la vitamina C pura estabilizada, a fin de restaurar el colágeno, gracias a un nivel de absorción personalizado, que abarca cada poro del rostro a profundidad.

Asimismo, procura adquirir productos elaborados con vitamina C pura estabilizada y otros ingredientes adicionales de origen orgánico, vegano, debido a que estos, son lo más saludable para la piel y tiene un mayor efecto positivo restaurador que fórmulas netamente químicas.