Escorbuto

Escorbuto

¿Alguna vez habías escuchado acerca del escorbuto? Cuando escuchamos nombres de enfermedades que no conocemos, nos sentimos confundidos y, hay que admitirlo, asustados. Siempre pensamos lo peor: ¿yo lo tendré? ¿Qué he hecho para no contraerlo? ¿Es grave?

Pero tranquilo, aquí te explicaremos todo lo que necesitas saber para responder a tus preguntas, para calmar esos nervios y sobre todo, si es que lo padeces, asegurarnos de que estés más tranquilo cuando leas este artículo.

Empecemos por conocer qué es esta dolencia.

¿QUÉ ES EL ESCORBUTO?

El nombre químico de la vitamina C, ácido ascórbico, proviene de la raíz latina scorbutus.

El escorbuto es una avitaminosis (una enfermedad producida por el déficit de vitaminas) por falta de vitamina C, la cual es necesaria para la síntesis de colágeno. Este padecimiento no es infeccioso, por lo tanto, no es contagioso.

Escorbuto definición:

Según la Real Academia Española: enfermedad producida por la escasez o ausencia en la alimentación de vitamina C, y caracterizada por hemorragias cutáneas y musculares, por una alteración especial de las encías y por fenómenos de debilidad general.

Escorbuto infantil:

También existe el escorbuto infantil, igual conocido como enfermedad de Moller-Barlow o raquitismo escorbútico. És una dolencia infantil perteneciente al grupo de las diátesis hemorrágicas que se presentan en los dos primeros años, únicamente se observa en los niños alimentados artificialmente, sobre todo con la leche que ha sido esterilizada con una cocción excesiva; en cambio nunca se presenta en los niños alimentados con el pecho.

La acción curativa de la leche cruda o leche materna y desde luego de la administración de la vitamina C, prueban que esta enfermedad es como el escorbuto, por ello el nombre de escorbuto infantil.

ESCORBUTO SÍNTOMAS

Esta enfermedad, suele tener un inicio asintomático (en el que no se presentan síntomas), por lo que el individuo se da cuenta meses después, cuando la enfermedad está más avanzada y empiezan las alteraciones en el cuerpo.

Normalmente, los síntomas del escorbuto, se manifiestan a partir de las ocho o 12 semanas de haber agotado la vitamina C en el cuerpo.

¿Cuáles son los primeros síntomas del escorbuto?

  • Fatiga
  • Dolor
  • Rigidez en las articulaciones y en las extremidades inferiores, tales como los pies, los tobillos y las pantorrillas.
  • Inflamación y sangrado de encías. Si la enfermedad avanza los dientes empezarán a aflojarse, para después, caerse. 

¿Qué síntomas graves pueden aparecer con el escorbuto?

  • Sangrado bajo la piel (puntos morados oscuros en la piel, sobre todo en las piernas)
  • Lenta cicatrización. Incluso se pueden reabrir cicatrices que ya estaban curadas.
  • Ojos hundidos
  • Hemorragia nasal
  • Anemia
  • Fuertes cambios de ánimo

Si no se trata, puede causar la muerte.

Nos gustaría también compartirte los antecedentes de este padecimiento. No es una enfermedad nueva, ni siquiera de este siglo. Existe desde hace cientos de años y es interesante e importante saber su origen…

ESCORBUTO MARINEROS

Desde la antigüedad, pueblos como los griegos, los romanos y los egipcios documentaron el escorbuto, una espantosa enfermedad que masacraba a los marineros en sus largos viajes por mar.

El escorbuto fue muy común en el pasado, sobre todo en marineros y piratas, pues pasaban mucho tiempo en alta mar, y la comida que tenían como provisiones no duraban mucho tiempo en buen estado.

Diversos estudios señalan diferentes causas o factores que facilitaban la aparición del escorbuto en la tripulación: el clima húmedo, el tomar agua sucia, el agotamiento, y, sobre todo, la carencia de vegetales y frutos frescos, que son fuente de vitamina C. La dieta de los marineros estaba compuesta por galletas y carne, por lo que carecía de acidez. 

Aquel marinero que enfermara de escorbuto sufría de  cansancio extremo, palidez e hinchazón en el rostro. Más tarde, las encías se inflamaban, lo que provocaba un aliento fétido; empezaban a aparecer manchas en la piel producidas por hemorragias internas, las cuales hacían brotar sangre por la nariz, la boca, los pulmones y el ano; los dientes y el pelo se caían, por último, fiebres y convulsiones hasta provocar la muerte.

Sin embargo, no todos los casos documentados tuvieron un terrible final. Se conoce que en una de las travesías de Colón, algunos de sus marineros enfermos fueron abandonados en una isla para que ahí perecieran, no obstante, cuando la tripulación regresó a esa isla, los marineros que habían dejado atrás estaban sanos, como nuevos. Y el motivo de su recuperación fue ni más ni menos que comer vegetales frescos. Un dato curioso, y muy alegre de este suceso, fue que bautizaron a la isla como Curazao, que significa curación.

En el año de 1747 el médico de la armada británica James Lind, quien se unió a la Marina Real como asistente del médico principal a finales de la década de 1730, dio con la clave para poner fin al escorbuto. Llevó a cabo uno de los primeros ensayos clínicos en la historia de la ciencia médica. Realizó una serie de estudios a la tripulación enferma en el barco HSM Salisbury, con esto, el británico descubrió que la cura más eficaz y simple era la ingesta de limones y naranjas.

Tomó a 12 hombres que sufrían síntomas similares, los dividió en seis parejas y los trató con remedios sugeridos por otros doctores previos:

  • Un vaso de sidra al día
  • 25 gotas de vitriolo, tres veces al día
  • Media pinta de agua salada al día
  • Semillas de mostaza y rábanos picantes
  • Dos cucharadas de vinagre, tres veces al día

Todos estos  remedios dieron efecto, pero no tan buenos como el suyo: dos naranjas y un limón al día. Al final de la primera semana, aquellos que se habían tratado con los cítricos se encontraban lo suficientemente bien como para cuidar del resto.

En el año de 1753, Lind publicó su descubrimiento en el que describía el estudio y el tratamiento a seguir; pero, no fue hasta 42 años después cuando la Armada Real Británica puso en práctica oficial la toma de un limón o zumo de naranja a diario.

ESCORBUTO CAUSAS

Las causas del escorbuto, están relacionadas con con una nutrición baja, así como con el consumo excesivo de sustancias como el alcohol, las dietas “radicales” (como la de tomar sólo agua durante una semana, comer 1 vez al día etc.), la anorexia, la hemodiálisis, la enfermedad celíaca, y las alergias numerosas a distintos alimentos, y claro, por baja ingesta de cítricos (limón, naranja, étc.).

ESCORBUTO PREVENCIÓN

El escorbuto es una de las muchas enfermedades causadas por desnutrición, por lo que es muy normal en las zonas pobres donde existe hambruna. Claro que aún en las zonas más beneficiadas, hay casos de escorbuto por ignorar la importancia de una dieta balanceada.

Si no se trata puede ser mortal. Pero como en todas las enfermedades la mejor forma de combatirla es una buena alimentación, la muerte por escorbuto es muy rara actualmente.

Nosotros no tenemos la capacidad de sintetizar la vitamina C, por eso necesitamos conseguirla de recursos externos:

Frutas:

  • Naranjas
  • Limones
  • Guayaba
  • Fresas
  • Uvas
  • Tomates
  • Kiwi
  • Limas…

Verduras:

  • Espinaca
  • Col
  • Pimientos crudos
  • Brócoli…

Todo siempre balanceado para poder prevenir el escorbuto. El consumir estos alimentos de manera frecuente basta para tener buena salud, aunque actualmente hay muchos suplementos alimenticios disponibles que proporcionan aún más ácido ascórbico (vitamina C).

ESCORBUTO TRATAMIENTO

La dosis de esta vitamina que recomiendan los expertos  en la salud es de 75 a 90mg al día. Lo mejor es suministrar al enfermo 250 mg de ácido ascórbico por vía oral cuatro veces al día, así como brindarle una dieta rica en verduras y frutas frescas. A los niños pequeños o lactantes se les debe suministrar de 10 a 25 mg tres veces al día (oral).

Sólo si hay vómito el ácido ascórbico debe ser inyectado.

Los síntomas comenzarán a desaparecer.

  • Los dolores musculares y óseos son los más rápidos en irse.
  • Las hemorragias suelen parar 24 horas después de la primera medicación.
  • Las encías empiezan a sanar a los dos o tres días.
  • Incluso los moretones y los puntitos morados sanan, aunque estos son más tardados, ya que sanan después de diez o doce días.
  • La bilirrubina sérica se normaliza de tres a cinco días

Sin embargo las hemorragias que ocasionaron laceraciones en el músculo pueden persistir durante meses, al igual que la anemia.

No ha sido tan aterrador al final ¿cierto? Deja de sugestionarte cuando escuches una enfermedad que no conozcas. Puede ser difícil, pero al final siempre serás tú el que decida si es algo de lo que preocuparse demasiado. Pero hay algo que te podemos garantizar, aquí estaremos nosotros siempre explicándote cada nueva enfermedad desconocida para ti, respondiendo tus preguntas y sí, quitándote ese miedo. Más que un sitio de información somos un aliado… Puedes estar tranquila. Hasta la próxima.